Archivo de la categoría: Formas de ser

Formas de ser – Un reencuentro sin batallitas – Retrobades

Reencontar a una persona que no has visto en cuarenta y siete años no es una situación cotidiana.

A Miquel lo conocí  en Cartagena el 1964, donde me tocó, sin pedirlo, hacer el servicio militar obligatorio  en la marina. Luego del período de tres meses de instrucción, nos quedamos en el mismo cuartel los veintiún meses siguientes, mientras otros eran embarcados en buques de la armada e incluso en un submarino (un amigo mío, criado en el campo en Tarragona que nunca había visto el mar, le tocó, duró una semana y luego de unos días de hospital le cambiaron el destino). A Miquel como tallista y yo como dibujante, se nos ofreció hacer trabajos en el cuartel, pero esto es otra batallita.

Está como de moda, a través del Facebook, buscar antiguos compañeros o amigos, cosa que me parece bien pero no es mi manera de funcionar. Hice intentos de buscar a Miquel en Palamós, donde sabía que había vivido, y gracias a  una persona, Gloria, fué la causante del reencuentro, pues ella tenía conocimiento de que se había trasladado a otra población, pero por diversas circunstancias durante un tiempo perdí la pista. Fue Miquel quien me localizó, poniéndose en contacto por e-mail, y concertamos una cita para el reencuentro.

Este hecho removió mi memoria resucitando viejos recuerdos de la mili, por lo que deduje que este reencuentro sería un repaso de las mil batallitas que vivimos durante este forzoso periodo de convivencia, y me parecía lógico.

Quedamos a una hora determinada en un pequeño bar frente al mar y sabía que él me reconocería por las fotografías que suelo colgar en mi blog, pero de él no poseía ninguna imagen actual. No hizo falta. De lejos lo vi llegar con su esposa y lo reconocí. En él me vi reflejado en esa edad física que nos da los años pasados. Luego de un abrazo inicial y tomar unos cafés, la conversación se canalizó por orden de prioridades en el grado de salud de cada uno, en las actividades actuales, en el paralelismo de atención a los nietos y sólo al final un corto y leve recuerdo de nuestra estancia en Cartagena. Era curioso ver como prevalecía el presente por encima de los recuerdos del pasado, no nos contamos ni recreamos en las batallitas e incluso acordamos algún otro encuentro en el futuro inmediato para disfrutar unas horas navegando y pescando.

Este reencuentro me reafirma que la conexión con personas que aprecias no queda afectada y que en pocos minutos se restablece el contacto. a pesar de los cambios sucedidos en este largo periodo de tiempo. Igualmente me reafirmó  lo inútil que es mantener amistades por algún hecho ocurrido en un momento dado y que si falta esta conexión, son como amistades forzadas.

Formas de ser – Indignados

 

NOS CIERRAN LA REHABILITACIÓN….. (Hospital Universitario Mutua Terrassa)

Un año y pico hace que padecí un infarto, pasar por un trance así te cambia el concepto de tu vida y en silencio estoy agradecido por esta oportunidad .

Esta mañana he ido a una revisión periódica de seguimiento en el HOSPITAL UNIVERSITARI MÚTUA TERRASSA , y ya en la puerta principal, engalanada de folios explicativos de reivindicaciones de los profesionales de nuestra salud, te preparan para que los pacientes actuales y  futuros sepan con lo que se van a encontrar debido a las medidas que se tomarán por los ajustes “económicos” que nuestros gobernantes quieren aplicar.

AGRADECIMIENTO es lo que siento por el trato, el enfoque de la terapia de REHABILITACIÓN, por el tiempo dedicado, por la orientación en mi nueva forma de vida, por la ayuda psicológica, por la profesionalidad de MÉDICOS Y FISIOTERAPEUTAS.

Los tres meses que asistí a REHABILITACIÓN, a las cinco semanas  de salir del hospital, han marcado un antes y un después. Con las orientaciones de la Doctora Felicitas puse en orden mi nuevo estado para afrontar con mis limitaciones el futuro, todo ello como si fuera el único paciente de este mundo, denotaba paciencia, interés y positividad, y con el trabajo intenso con la Fisioterapeuta Laura aprendí a como poner en rodaje mi maltrecho corazón, entre bromas, buen humor, profesionalidad y mucho amor en su trabajo.

Aunque no soy un profesional de la observación, yo me fijo, y en las esperas, en el pasillo de la planta de rehabilitación, he observado lo que ocurría con los pacientes que allí estaban recibiendo terapias. He visto  ancianos con poca movilidad tratando de trasladar simplemente un pequeño cubo de plástico de un lado a otro de la mesa ayudándose con las dos manos para controlar los movimientos bajo la atenta mirada de su cuidadora,  en otra sala más grande ejercicios de niños o mujeres haciendo con esfuerzo movimientos dirigidos por sus terapeutas y todo ello en un ambiente relajado y un común adorno de sonrisa en todos ellos. Ver todo esto desdramatiza la tragedia personal y se respira en el ambiente un aire de esperanza.

Y esta mañana he visto la cruda realidad en forma de folio explicativo, en el que se anuncia la posibilidad de cerrar este departamento de REHABILITACIÓN debido a los ajustes económicos, porque consideran que es un servicio “prescindible”

¿Cómo puede ser prescindible la rehabilitación? Aquí os pongo la hoja explicativa que expenden estos profesionales que cuidan de nuestra salud.

Formas de ser – 15-M. Seguimos aquí !…

15-M

 

 

 

 

 

 

 

Dicen que el costo de limpiar la Plaza de Catalunya ha sido de 120 heridos, no precisamente con escobas, y que al marcharse los de  la “limpieza” los indignados con esta formas de limpieza y demás cosas, retornaron con más fuerza a ocupar este lugar ciudadano que es público y al que incluso yo aporto un dinero para que esté limpio, pero denuncio esta extravagante y brutal forma de limpiar, sin ser consejero de interior, estoy seguro que yo y muchísimas personas habríamos encontrado una forma mucho más práctica a la hora de controlar la higiene y la limpieza, suponiendo que ese fuera realmente el motivo.

Pero a mi edad, me huelo que los motivos son otros y creo que los acierto.

Bueno, veamos aspectos más positivos. El día después de la brutal carga policial, fuimos Isabel (mi esposa) o si queréis (yo soy el marido de Isabel) y yo del pueblo donde vivimos a Barcelona a compartir un rato con las personas que forman el movimiento 15-M.

Me emocionó ver como se reunían por grupos en asambleas para discutir los diferentes temas sociales, la presencia, el estar, la actitud en las reuniones es impresionante, los temas son tratados con seriedad y en profundidad, y al estar en medio de esta multitud el nivel de sonido es increíblemente bajo, se respira tranquilidad y el trato es afable.

Me dio el ramalazo de hacer algo por estas personas, y al ver como unos niños hacían manualidades sobre una moqueta guiados por unos jóvenes, pensé que podríamos ofrecer lo mejor que sabemos Isabel y yo, contar cuentos o mejor cuentos con títeres. Nos acercamos al área de educación y en un tenderete fuimos atendidos por unos jóvenes atentos y sonrientes, hacía tiempo que no he sido tratado de esta forma (os aseguro que no exagero), les ofrecimos  hacer una actuación a la mañana siguiente, la respuesta fue: “¡fantástico!”, convenimos el espacio y nos preguntaron si necesitábamos algún tipo de material y nos dieron las gracias.

Esta mañana de domingo amaneció medio nublada, creí que sería mejor por el calor, quedamos con unos amigos para que nos ayudaran a descargar la furgoneta, y como por arte de magia, el destino o lo que sea, encontramos un aparcamiento sin pagar muy cerca de la plaza de Catalunya.

Montamos el teatrillo, preparamos los muñecos y nos pusieron en el suelo una moqueta para sentarse los niños, cuando estuvo todo listo hice un redoble de tambor para llamar la atención y un grupo de personas que no atiné a ver me pidieron por favor que no hiciera ruido pues estaban en plena asamblea, todo ello sin estridencias y con amabilidad, se me subieron un poco los colores de no haberme fijado en que había una reunión, en otro contexto ya habría tenido bronca.

En poco tiempo se sentaron unos niños en la moqueta  y los padres detrás y aguardaron pacientemente a que acabara aquella  reunión,  y a los pocos minutos  empezamos la función.

Caía un sol de justicia, pero los espectadores aguantaban, mientras unos jóvenes repartían raciones de agua a los asistentes, y la obra se deslizaba como un río por un valle, cuando de repente me despertaron los aplausos y con sonrisas nos daban las gracias.

Dejamos el espacio a otras personas que ofrecían unos juegos con pompas de jabón, y mientras, con mis amigos ayudantes, nos tomamos unas tubos de reconfortante cerveza.

Luego hicimos otro pase, esta vez en un rincón con un poco de sombra y colorín colorado este cuento se ha acabado.

 

 

Formas de ser – Buenas palabras

Rafa está casi feliz… Lo tiene casi todo,  pero yo pienso que  posee mucho más, ahora tiene un sueldo y podrá pagar el alquiler todos los meses, ahora está en una librería, rodeado claro está de libros. El controla que las páginas estén prietas para que no escapen los mil y un personajes, y si alguno sobresale de las cubiertas los saluda amistosamente, como antiguos conocidos y ellos agradecen de ver que alguien los reconoce, también conocen a Rafa por su palabra escrita, por su palabra narrada de cuentacuentos, por las palabras hechas sonidos de su música y por las palabras que dice mirándote a los ojos, domina bien las palabras que al fin y al cabo son un medio limitado que transmiten los mensajes de su ser.

Las palabras son como una paleta de pintor reducida, pero tienen el don de insinuar lo no  evidente, de abrir el portal a otros niveles, de transmitir conocimiento, e incluso pueden decir “te amo”, palabras correctas y precisas limpian el alma, una palabra amable y amorosa cambia la estructura del agua, hay quien dice que el principio de todo fue el verbo.

En el reverso de la moneda está la palabra imprecisa, la falsa, la grosera, la nacida en la mente no en el corazón y una larga lista que no quiero recordar.

Por suerte, mi amigo Rafa está cobijado por esos libros llenos de palabras sinceras, fantasiosas o imaginativas, de esas que ayudan a vivir y que nos acompañan en la última hora del día, como una madre universal que en voz baja nos cuenta o canta con suavidad para que el sueño tranquilo nos invada, antes de apagar la lamparilla de la mesilla de noche.

Pero Rafa, a pesar de ser un soñador, tiene los pies firmes en el suelo, como las palmeras, que fuertes vientos las pueden doblar pero no romper.

Os invito  a copiar estas palabras

(y-sigo-respirando.blogspot.com)

Formas de ser – Josep Salvador Collado (Pepe) Escenógrafo


Pepe ha sido el nombre con que llamaba a mi tío “El tiet Pepe” de una forma entrañable, luego y con los cambios politicos los clientes actualizaron su nombre de pila Josep, como normalizándolo después de una época en que el catalán no era del agrado del gobierno imperante, a pesar de ello siempre le he llamado Pepe.

Pepe, junto a su hermano Joan (Juan en aquella época) fundaron el taller de escenografía Hermanos Salvador (con los años Germans Salvador, insisto en estos cambios pues nos marcaron un principio de normalización en época pre-democrática). En este taller creado en 1942 tuve mi aprendizaje, pero ya antes, mucho antes de los 14 años que fue cuando entré en el taller, había tenido un contacto muy cercano con mi tío Pepe, como un hermano mayor, me sacó del ámbito familiar para mostrarme otros aspectos que no conocía, con él asistí al boxeo, a los toros, a la playa, a cazar, a jugar al fútbol y con su ejemplo aprendí a organizar cosas y gentes.

Su creatividad pictórica quedó relegada, o mejor dicho velada, por la exigencia del sistema de negocio, su hermano Joan pintaba y Josep atendía a los clientes y organizaba el mantenimiento de los decorados de alquiler y eventualmente hacía algún diseño y montaje: carrozas, festivales…, pero los parabienes los recogía Joan, aunque aceptada la situación, no deja de ser como injusta.
Pepe es un excelente pintor y dibujante, un alegre conversador y animoso emprendedor, que por este motivo se puso en contra de él y de paso de la firma Germans Salvador, la cúpula directiva del Instituto del Teatro de una época determinada, por pretender llegar a un acuerdo para que los alumnos de escenografía pudieran hacer prácticas de taller y de esta forma conocer mejor el oficio, intentando armonizar los estudios teóricos con la practica de taller, dado que en el Instituto del Teatro formaban escenógrafos “de diseño” considerando que habrían otros que realizarían sus decorados. Fue una dura batalla que nunca se ganó (actualmente corren otros aires en el Instituto del Teatro).

Hoy he visitado a mi tío, que ha salido esta semana del hospital y está a sus 86 años con salud mermada, pero con esa fuerza de mirada que siempre le ha caracterizado, con una clara aceptación de la vida y sin rendirse.
El dibujo que ilustra este post, no hace mucho que lo realizó, está hecho a lápiz y es un tema que le gusta, pintar árboles, me mostró más variaciones sobre el tema, en ellos aparecen los árboles de pie como dice Alejandro Casona, en ellos veo esa fuerza oculta de estar de pie sin el ornato de las hojas juveniles que cayeron, pero en pie detrás otros árboles más lejanos que se funden en el aire, los dibuja porque si, porque quiere y sin darse cuenta nos está diciendo cosas, el árbol es un símbolo muy poderoso, es paciencia, constancia, vida, serenidad, experiencia y sobre todo sabiduría.
Gracias Pepe por este regalo.