Teatro de títeres en la calle – Para Amnistia Internacional

Isabel y yo actuamos en un acto informativo de Amnistía Internacional, un domingo por la mañana, en el barrio del Besós en Barcelona. No hablaré en este post  de Amnistía Internacional, dado que podéis consultar su página web y os informaran con mucha más objetividad que yo, lo que si quiero es recalcar el trabajo de estas personas anónimas que ofrecen horas de su vida para informar, orientar y actuar con  las personas sometidas a abusos graves en sus derechos civiles, políticos, sociales, culturales y económicos, y que  disfruten de los derechos consagrados en la Declaración Universal de Derechos Humanos.

La vivencia de actuar en la calle, en un barrio alejado del centro de la ciudad, es gratificante, a pesar de que nada te asegura que puedas tener un público que asista al espectáculo que quieres dar  y tienes en contra la climatología (hace viento, empieza a refrescar y parece que lloverá), pero no te amedrentas y sigues con tu objetivo (para animar mejor la cosa, el equipo de sonido no funciona), da igual, te armas de valor y tienes que aumentar el volumen de tu voz, por otra parte la mayoría de los vecinos están en otro barrio donde es fiesta mayor, pero tampoco tiene importancia…

Una vez montado el pequeño teatro (que hoy estrenamos), buscamos miradas con complicidad en los pequeños (pocos) niños que pasean con sus madres, por suerte se acerca un grupito de niños y cuatro madres, y con la percusión y  gran pompa  anunciamos que empezaremos el espectáculo en breves momentos, las mamás encaran sus coches de bebés hacia nosotros (estamos salvados, ya tenemos público).  En el primer pase 10 personas.

Como si estuviéramos en el mejor de los teatros, empezamos la función. «Presentamos para todos ustedes El caballero valiente y el dragón», mientras Isabel tiene su turno de palabra, puedo mirar al público, y veo unos ojos muy abiertos que siguen nuestra narración, me tranquilizo y esto me anima, ya son nuestros, es lo que deseábamos, ese punto en que la historia que se cuenta  fluye y cualquier gesto o palabra llega al público.

Hicimos tres pases más y nos marchamos a casa con la sensación de trabajo bien hecho y el deseo de más.

 

 

Un comentario en “Teatro de títeres en la calle – Para Amnistia Internacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *